martes, 26 de febrero de 2013

PENSAMIENTO LIBRE.


Marihuana y  problemas callejeros.

Introducción.

Mi objetivo no es promover al consumo de marihuana ni mucho menos, la tarea que me he asignado es a desmentir mitos y tabúes que se conocen sobre esta polémica planta y demostrar, a partir de documentos escritos y audiovisuales, que todo lo que se dice sobre el cannabis es en mayoría falso, mostrando testimonios de personas actualmente consumidoras.

Me he puesto en la tarea de investigar y hacer un análisis entre libros, ensayos, documentales, páginas web y fuentes personales, donde las observaciones sobre este tema son muy variadas. La razón por lo que me centro en esta problemática en específico es porque quiero abrir los ojos de muchas personas y darles a entender que gracias a las industrias, la política,  la educación y a la pésima información que hay en las familias, se destruyen muchos hogares a diario y muchas personas son tiradas al precipicio sin razón alguna. Me explico, la vagancia, las muertes inesperadas por consumo en las esquinas o lugares peligrosos y el rechazo contra los consumidores son elementos que en vez de ayudar, dañan la vida de muchos jóvenes haciendo que reciban más apoyo de amistades en la calle que de sus propios padres, así reclutándose en bandas criminales o “parches” de esquina.

En esta investigación quiero dar a conocer testimonios reales de personas que han sido víctimas de este problema el cual los ha llevado a hundirse en las drogas y en la violencia para poder sobrevivir al no ser aceptados por familiares y al ser excluidos por la sociedad ya que tratan como delincuente, hasta volver delincuente a la mayoría de personas que interactúan con esta planta.

Es muy idiota al saber que en Colombia existe una terrible satanización sobre la marihuana, todo esto es problema de desconocimiento que posee la población sobre las llamadas drogas o estupefacientes, esto lo podemos observar claramente desde el prejuicio social donde las personas que son alcohólicas, personas callejeras, basuqueros o ladrones, automáticamente son nombrados y reconocidos como marihuaneros; asociando así a todo consumidor con estas despectivas.  

Con este tema me gustaría dejar claro que no todos los problemas sociales son generados por esta planta, porque incluso intelectuales la consumen por muchas razones, otros que también ven algo bueno en esta hierba son los curanderos. Y si la marihuana es un problema, la solución no es echar a un lado al enfermo, porque al drogadicto se le considera enfermo, no debería tratársele como peste.


Dale Megusta a mi pagina en Facebook